El pasado viernes 16 de marzo, la compañía de teatro Paradoja Teatro, nos cautivó con su presencia en el aula magna del colegio. La obra que está representando en este momento la compañía es 1984 de George Orwell, por lo que la visita del director Carlos Martínez- Abarca y  el guionista Javier Sánchez- Collado, -ambos también actores-, fue una ocasión perfecta para introducir acercar el teatro a nuestros alumnos de bachillerato de Fuenllana.

Nos relataron sus experiencias escénicas y aprendimos los puntos clave en la representación de una obra, donde antiguamente, este acto de comunicación directa era el recurso narrativo donde de manera muy laboriosa, el público tiene un papel importante y forma parte de la obra, apelando directamente al espectador, con mucho gusto la compañía recupera este criterio.

El teatro es un juego de imaginación de niños y adultos donde el público acepta la inquietud del emisor y por eso empatiza con la ficción y  se reafirma en los monólogos, justificándose los personajes y comprendiéndolos para que el espectador conecte aún más con sus actos.

Lo que atrae del teatro, es una experiencia y no solo una historia, que nos hace liberar emociones.

El teatro sobrevive durante siglos por su visión crítica y universal, por conectar desde nuestras propias experiencias y ojos con los que interpretamos la realidad del momento con nuestra parte crítica e inteligente.

A través de la obra 1984,  buscan remover en nosotros con el tema elegido: el de una sociedad bastante controlada y manipulada. Aportándonos enseñanzas como: poner medios para que el futuro no sea una amenaza, el gran trabajo que requiere cada proyecto que nace de la pasión y, por último, salir de nuestro confort a través de la verdad de la realidad..

Para concluir, la idea que quiere transmitir la compañía y Orwell en 1984: Hermano mayor, es la oposición a la manipulación del relato de las historias y a la dictadura de la urgencia, inmediatez, presente y pensamiento fácil frente al trabajo en profundidad y el rigor absoluto. Buscando que los espectadores salgan diferentes a como entraron, que se planteen ¿qué tiene que ver esto conmigo? Y no permanecer impasible o insensible en el mundo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *