El jueves 29 de junio visitó Fuenllana Mons. Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei, que está realizando su primer viaje pastoral por Europa, y ha comenzado por Madrid y en concreto por nuestro colegio. Desde que Fuenllana comenzó en el año 2005, acariciábamos la ilusión de que nos visitara el prelado Mons. Javier Echevarría, pero falleció antes de cumplir ese deseo. El actual prelado ha podido cumplirlo, y en su primer viaje pastoral a Madrid ha venido a visitar Fuenllana.

 

Don Fernando llegó a las 11 de la mañana, le recibió María Ruiz y el Consejo de Dirección. Ha pasado al oratorio, donde ha rezado unos minutos. En el hall le esperaban también algunas personas del Consejo de Administración, de la Fundación  y del AMPA. Todos han podido saludarle y charlar con él. Después ha ido hasta la ermita y allí le esperaban algunos de los niños del Summer Camp de infantil. Junto a la Virgen ha plantado un árbol (Celtis australis-Almez) y en el trayecto hasta el edificio tecnológico, ha podido saludar a algunas alumnas y profesoras.

 

Por último, en el hall del Instituto Tecnológico, le esperaba todo el profesorado y personal no docente de Fuenllana, que le han recibido con un aplauso cerrado. Don Fernando ha querido reconocer y agradecer la labor del profesorado y destacar la importancia de su tarea de “formación de personas”. Les ha animado a seguir trabajando y sacar adelante el colegio.

Antes de irse, ha firmado en el libro de visitas ilustres, y le hemos entregado algunos regalos. Don Fernando nos ha animado trabajar mucho para seguir creciendo y haciendo crecer el colegio.

 

El prelado del Opus Dei en Fuenllana

Don Fernando animó a las profesoras a seguir realizando con mucha ilusión su trabajo ya que,  “el trabajo que tenéis de educar gente joven, es un trabajo fundamental para la Iglesia, para la sociedad, para el mundo”. Les instó a hacerlo “con dedicación, empeño y perseverancia, y a superar dificultades que surgen”. Y continuó, “vale la pena porque en el fondo es un encargo que os ha dado Dios, realmente lo habéis elegido vosotros, pero vosotros estáis en la providencia de Dios”, dijo que al formar personas estaban colaborando con Dios.

 

Les animó también como decía san Josemaría, a trabajar en conexión con las familias, “para que haya la unidad de criterios en la formación con la gente joven”. Señaló que para llevarlo a cabo, además de “todo el  trabajo bueno  que hacéis, no os olvidéis de rezar”. Recordando que  “todo trabajo o realidad, ofrecido a Dios, se hace oración, y tiene un valor muy grande muy grande”.

Terminó dando a las profesoras la enhorabuena y las gracias por “ese trabajo que hacéis estupendo. Porque (…) es un beneficio para toda la Iglesia, para todo el mundo. Pues nada. ADELANTE!!!

Hoy nos vamos de vacaciones con este mensaje en el corazón, que seguro nos ayuda a empezar con gran empuje el curso 2017-18.