EDUCACIÓN INTEGRAL

La tarea que nos proponemos con el alumnado es la de formar personas, educar para la vida.

La formación en valores impregna todo el quehacer educativo en Fuenllana. Se potencia el esfuerzo y la exigencia personal, como medio para alcanzar el perfeccionamiento propio y contribuir al bien común de la sociedad;  la educación en y para la libertad responsable, la convivencia, el respeto y la ayuda a los demás, la solidaridad con todos y, en especial, con los que más lo necesiten.

Además de la capacitación profesional y la preparación preuniversitaria, la educación ha de incidir de manera directa en la formación de la personalidad: enseñar a buscar la verdad, educar en valores y potenciar la libertad de cada persona; para que sean ciudadanos responsables, libres, solidarios, capaces de realizar aportaciones singulares y eficaces a la sociedad.

Se ayuda a que el alumnado descubra el papel insustituible y determinante aportación de la mujer en la familia y en la sociedad, defendiendo los modelos de conciliación familia-trabajo y las políticas de igualdad, tanto en el ámbito de la sociedad como en el de la empresa.