EDUCACIÓN PERSONALIZADA

El elemento clave del modelo educativo es la orientación personal. El profesorado y el Departamento de Orientación, en colaboración con los padres, diseñan para cada alumno y alumna un itinerario formativo personal, que sea acorde con sus cualidades, capacidades e intereses y que, basado en el conocimiento de las características evolutivas de cada edad –afectivas, cognitivas, físicas y de relación con el entorno-, favorezca un correcto y equilibrado desarrollo de la dimensión individual y social de la persona.

Cada alumno y alumna cuenta con la ayuda de la preceptuación que, en continua relación con los padres, se responsabiliza de su orientación personal, le ayuda a desarrollar sus aptitudes y fomenta el sentido de responsabilidad en la propia formación. Su misión es diferente a la figura del Tutor encargado del grupo.

La preceptuación es responsabilidad de un miembro del profesorado de ese curso, con experiencia formativa, que orienta individualmente en los temas académicos y se preocupa también del desarrollo armónico en todos los otros ámbitos que constituyen su formación integral, actuando como nexo entre la familia y el Colegio. Elabora junto con los padres y alumnos el Plan Personal de Mejora que revisan periódicamente