¿Cómo podemos mejorar la atención, la creatividad, la experiencia de observación directa y de aprendizaje  a la vez que de disfrute en nuestras alumnas?

La respuesta a estas preguntas se llama PETIBLÚ. ¿Y quién o qué es Petiblú?

Petiblú es un experimento, un  personaje nacido de un  proyecto de animación a la lectura que ha conseguido llevarnos a nuestro interior, a responder preguntas sobre quiénes somos y cómo sentimos. Nos ha enseñado a ver las cosas con nuestros propios ojos, a soñar, a comprender, a saber poner nombres a emociones, a mirar despacio,  – d  e  s  p  a  c  i  o –, a nuestro interior.

Los objetivos de este proyecto de aprendizaje no formal han sido motivar la curiosidad y el descubrimiento en las alumnas. Sirviéndonos del libro Emocionados con Petiblú, de la Editorial Palabras Aladas, lo hemos integrado en plan de Educación Responsable de Fundación Botín, uno de los tres pilares de nuestro Plan Lector en Fuenllana.

Los recursos de Educación Responsable permiten trabajar las siguientes variables: autoestima, empatía e identificación /expresión emocional, autocontrol, toma de decisiones, actitudes positivas hacia la salud, habilidades de interacción, autoafirmación, oposición asertiva y desarrollo de la creatividad.

rpt

Dirigido a alumnas de primer ciclo de Educación primaria, hemos recorrido los meses de noviembre, diciembre  (2020) y enero (2021) leyendo, hablando, bailando, creando, representando y dibujando a partir de este simpático personaje, un ser alado, que nos ha llevado muy lejos, como iremos viendo.

La lectura moviliza  sentimientos, recuerdos, emociones y nuevas ideas que hacen que las alumnas incrementen  su desarrollo personal y, en este sentido, resulta imprescindible la figura de un mediador  (Área Biblioteca/ Educación NO FORMAL) que lleve a cabo diferentes estrategias dirigidas a reconocer y analizar el contenido de los textos.

  1. Narración y expresión oral de diferentes puntos de Vista

El objetivo de la narración en voz alta es favorecer su atracción por los libros, hacerlos ambles y crear una pasión hacia ellos.  Además, ponemos en valor áreas afectivas y emocionales, cognitivas, sociales y creativas del alumno.  Favorecemos el  intercambio de opiniones entre el alumnado para reforzar el pensamiento crítico.

El libro Emocionados con Petiblú, además de una preciosa historia rimada, contiene seis cuentos cortos y los consejos de Cajita, Trapillo y Pelota para encauzar la frustración, la ira, la tristeza y la soledad.

Una de las técnicas realizadas ha sido la de valorar las diferentes opiniones y vivencias de cada alumna a la hora de comentar en voz alta sus puntos de vista de lo vivido por el personaje principal de nuestra historia, Cajita, quien conoce a Petiblú, un ser alado, con quien vivirá una serie de emociones:

  • La Ternura,
  • La Admiración,
  • La Frustración,
  • La Ira,
  • La Compasión,
  • La Tristeza,
  • La soledad,
  • La Aceptación,
  •  La Esperanza.

Esta secuencia de emociones nos han ayudado a viajar a nuestro interior, ya compartir nuestra visión con las demás. Ha enriquecido nuestra mirada y empatía las diferentes perspectivas dentro del grupo de compañeras. Hemos aprendido a escuchar y a ver con nuevos ojos algunas de nuestras propias experiencias gracias al variado abanico de opiniones.

  1. Art Lab. Creando con nuestra manos al personaje Petiblú

Un poco de algodón, unas lanas, tijeras y pegamento. Dimos volumen con nuestras manos a cada Petiblú para llevarlo a nuestra habitación. Crear de la nada nuestro personaje con materiales sencillos nos ayudó a trabajar destrezas psicomotrices y enfocar nuestra atención hacia la pequeña obra de arte. Fueron sesiones de 30 minutos. Suficientes para lanzar la oportunidad del “hazlo-tú-misma” disfruta con Petiblú y recuerda su historia en casa cuando lo veas esta Navidad.

  1. Una visita inesperada

Petiblú, el ser alado con cuerpo de nube y pelo de unicornio, ha salido del cuento y se ha hecho realidad. Ha viajado a los patios y aulas y se ha dejado acariciar por las alumnas. Con la teatralización hemos llevado a cabo el efecto sorpresa  y diversión que ha motivado la interiorización del personaje y el acercamiento a su fantasía. La realización del disfraz ha sido posible gracias a Fundación TROA.

  1. Más que palabras

Finalizado el relato, hay preguntas que no están cerradas. ¿Dónde está Petiblú?

En esta ocasión proponemos mirar despacio pero con las manos. DIBUJAR. Este fantástico ejercicio nos acerca de nuevo a la variedad de respuestas y resultados gráficos a esa pregunta. Como nos cuenta Shari Tishman en su libro SLOW LOOKING, conseguimos que las alumnas hayan mirado muy despacio mientras dibujaba.  Han mirado despacio con lápices y colores para responder a una pregunta.  La han respondido de manera creativa y personal.

Han conseguido tener una experiencia de aprendizaje no formal y han creado un final abierto con sus propias manos. En esta ocasión las ilustraciones se han realizado en 20 minutos y han sido muy directas y espontáneas.

Podemos afirmar que tras este proyecto de animación a la lectura, Emocionados con Petiblú, ha crecido el interés hacia el conocimiento propio y sus emociones, hacia la curiosidad de los Libros, hacia las opiniones de de las compañeras.  Un proyecto  basado en  la práctica de observar con detalle, llegar hasta el fondo, MIRAR DESPACIO. El Arte y práctica del aprendizaje a través de la Observación.

 

Galería de Imágenes y dibujos