María O´Donnell, autora de Fábulas, nos visitó el 26 de febrero y realizó tres talleres de animación a la lectura en 1º Educación primaria.  Trabajó con las alumnas la Fábula Rebotín se pone contento. Esta Fábula nos habla de la alegría, y tras su lectura se generó un debate y se mencionaron temas que nos alegran, y en qué situaciones difíciles podemos ver cosas positivas. También se trabajó la estructura narrativa de la fábula, la moraleja, los personajes principales y su evolución.

 

La autora les enseño cómo construir su propio Rebotín en casa y animó a las alumnas a llevar siempre un cuaderno de notas y apuntar todas las ideas que se les ocurran. Muchas alumnas le hicieron preguntas interesantes y se creó un verdadero espacio de encuentro literario y disfrute de la Lectura. Gracias a Fundación Troa hemos podido comprar ejemplares para libros de aula y seguir trabajando con ellos durante el proyecto de Fábulas.

 

Adelantamos una breve entrevista para conocer mejor sus libros y los detalles que encierran

¿Por qué empezaste a escribir?

Cuando mis hijos eran pequeños siempre me pedían un cuento inventado para dormir.  No valían los clásicos. Cada noche tenía que imaginar uno distinto.  A veces, cuando la historia había sido emocionante o divertida y acababa de contarla, me daba pena no poderla conservar.  Por eso empecé a escribirlas. Así las podríamos leer las veces que quisiéramos.

 ¿Es divertido escribir?

Es muy divertido.  A mí me encantan las palabras, jugar con ellas, hacer crucigramas, sopas de letras… Escribir me permite seguir jugando. Buscar la palabra exacta para cada momento, crear con ellas mundos imaginarios, personajes, situaciones…

Además para escribir bien hay que leer mucho y eso también es muy divertido.

 

¿Qué son las fábulas?

Son historias contadas por animales que nos enseñan una lección llamada moraleja.

 

¿Por qué escribes  Fábulas?

Para dar a conocer valores que nos hacen más felices.

 

¿Qué valores contienen las fábulas?

Nos animan a ser valientes, a tener más paciencia, a no juzgar antes de tiempo…

 

¿Son libros que se leen de una vez o es bueno parar en cada cuento?

Yo recomiendo leerlos poco a poco y pensar sobre cada fábula.  También se puede memorizar la moraleja porque rima y así recordamos mejor la enseñanza.

Si los padres leen el libro al niño pueden, al acabar la historia, tapar la moraleja preguntarle qué conclusión ha sacado. Normalmente al niño le va a hacer ilusión que coincida con la moraleja y así la retendrá mejor.

¿Cuál es tu fábula favorita?

A todas les tengo cariño, pero quizá Nube y Relámpago me gusta especialmente porque es muy bueno que todos nos valoremos, aunque tengamos características distintas.

 

En este enlace podéis ver más sobre sus libros.