Es tradición en el Colegio invitar a los padres cuando sus hijos cambian de etapa, esta vez, el curso ha sido 1º de ESO. Cada viernes han venido los padres de una clase, primero el A, después el B y, por último, el C.

Mariam PS, alumna de 1º ESO C nos cuenta en qué han consistido estas comidas:

El pasado viernes 10 de febrero tuvo lugar la tradicional comida de cambio de etapa de 1º C de la ESO, pero un poco diferente porque… ¡también acudieron padres!

Durante esa semana nos empleamos a fondo para hacerles partícipes de nuestro día a día en Fuenllana.

Nada más llegar, los padres contaron con un comité de bienvenida que les explicó el Oratorio y les dio las gracias por venir. Después les acompañaron hasta el comedor, donde un grupo de niñas les explicó cómo pasar la bandeja por la barra y que debían saludar a las cocineras. Su menú consistió en un plato de paella o lombarda, muslitos o filetes de pollo y postre a elegir. Los padres charlaban animadamente y comían despacio.

Durante todo ese tiempo, las alumnas a las que nos tocaba explicar el Edificio Central después de la comida, no parábamos de bajar a ver si los padres habían terminado, después, subíamos desesperadas para avisar a nuestras compañeras de que aun iban por el primero; de hacernos una coleta para después reemplazarla por una trenza y acabar con el pelo suelto. Los nervios nos consumían por dentro, hasta que por fin vimos aparecer a la marabunta de padres que subían del comedor. A la de ¡chas! Estábamos todas en nuestros puestos, firmes, a la espera de su llegada.

Para terminar, al llegar a la clase se encontraron con una sorpresa: un gran mannequin challenge en el que participó toda la clase.

[fancygallery id=”1″ album=”167″]