Estas semanas se está tramitando en el Congreso la Ley de Educación. Una Ley que preocupa a los centros educativos y a los docentes, pero especialmente a las madres y padres que ven peligrar su derecho a elegir libremente el modelo educativo que desean para sus hijos. Una libertad que, para que sea real, requiere una pluralidad de oferta, lo que exige a su vez el derecho a la creación de centros con una identidad propia.

Por este motivo organizamos una sesión informativa sobre la LOMLOE para las familias de Fuenllana y Andel, a la que también invitamos a  los colegios concertados de Alcorcón. Contamos con dos voces autorizadas que llevan años “dejándose la piel” por la educación: Alfonso Aguiló Pastrana, presidente de la Confederación Educativa de Centros de Enseñanza (CECE) y Begoña Ladrón de Guevara, Presidenta de COFAPA (Confederación de Asociaciones de Padres a la que pertenecen Andel y Fuenllana) desde hace 11 años.

Dadas las circunstancias del COVID, la charla tuvo lugar  on line y si no pudisteis asistir, podéis verla ahora en el canal de Youtube de Andel.

Libertad de educación es  una conquista del siglo XIX

La conferencia  no tuvo ningún matiz político ni ideológico. Se refirió, única y exclusivamente, a la educación. Aguiló comenzó con un poco de historia sobre la educación que ayuda a entender mejor cómo se originó la libertad de enseñanza en Occidente.

Hasta el siglo XIX el Estado se hacía cargo de la educación, ya que era un servicio de interés público. La idea de la educación como un servicio regulado y dirigido por los poderes públicos es un desarrollo ideológico impulsado por la Ilustración. A medida que avanza el protagonismo del Estado, se percibe la reclamación de un mínimo de autonomía por parte de los ciudadanos e instituciones. Ahí empieza a desarrollarse el concepto de libertad de enseñanza. Esta libertad es percibida como una defensa frente a una excesiva invasión de los poderes públicos. La libertad de creación y dirección de centros docentes suele plantearse como defensa frente al exceso de intervencionismo del Estado.

La enseñanza concertada garantiza que el derecho a la educación conjugue la libertad, la pluralidad y la equidad, los tres pilares sobre los que debe sostenerse cualquier sistema educativo y para ello debe estar suficientemente financiada. No se puede pedir a una institución (sea una ONG o un colegio) que contribuya a un fin social a base de perder dinero o no pagar lo justo a sus empleados. La escuela pública no lo pierde, porque se financia con los impuestos de todos, incluidos los que pagan las familias que luego matriculan a sus hijos en otros centros y por tanto no se benefician directamente de esa prestación.

La libertad de educación está reconocida desde hace tiempo por la mayoría de los tratados internacionales. En ellos se reconoce la libertad de los padres para escoger escuelas distintas de las creadas por los poderes públicos, así como el derecho a que sus hijos reciban educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

“Pero, para que haya una igualdad de oportunidades en el acceso a una educación plural hay que facilitar financiación pública a la enseñanza privada, al menos en las etapas obligatorias. De este modo, la enseñanza privada puede contribuir a disminuir las desigualdades, también a aquellas que no son atribuibles a diferencia de capacidades, porque de lo contrario, solo los que pueden pagársela tendría acceso a una educación distinta a la estatal.
Este es otro punto importante que olvida la Ley Celaá

 

¿Qué pueden hacer los padres?

“La nueva ley no solo limita la libertad de las familias de la red concertada, sino que, al reforzar el baremo de la proximidad al domicilio como criterio para asignar centro, limita la oferta también dentro del sector público. Por eso, explicaba que las movilizaciones anunciadas pretenden beneficiar a todos, porque “todos tienen derecho a escoger su escuela, del tipo que sea, y no a que se la asigne el Estado”, señaló Begoña Ladrón de Guevara

La intervención de la Presidenta de la CONCAPA, estuvo más centrada en sugerir maneras para que las familias pasen a la acción. Explicó la creación de la plataforma Más Plurales y la recogida de firmas que se está llevando a cabo desde la página web .

Se trata de defender lo nuestro, nuestro colegio al que queremos, su modelo educativo y también lo de todos: una escuela inclusiva, plural y equitativa.

 

Dejamos el audio de la conferencia que puedes encontrar en Ivoox