Con mucha ilusión, preparándola, desde hacía días, celebramos el pasado Viernes la Procesión Eucarística por los alrededores de los edificios de las distintas Etapas y del Instituto Tecnológico.

Este año, fue la procesión, un motivo más para rezar por el Sínodo de la Familia, tal como nos ha pedido el Papa Francisco y el Prelado del Opus Dei.

Un buen grupo de madres ayudó a preparar los altares que se colocaron en los Edificios de Infantil, Primaria e Instituto Tecnológico. En esta preparación material, latía un mismo pensamiento y eran las palabras del Papa Francisco sobre como recibir al Señor: “   Esta es la gran misión de la familia: Hacer lugar a Jesús, recibirlo en la familia. En la persona de los hijos, de la esposa, del marido y de los abuelos, porque Jesús está allí.”

El Coro, una vez más, fue protagonista para que, con sus cantos nos ayudaran a rezar y a dar gracias a Dios, por lo que supone para cada miembro de Fuenllana el poder acompañar a Jesús Sacramentado.

[fancygallery id=”1″ album=”98″]

Las niñas que hicieron este año su primera Comunión, se volvieron a poner sus trajes con la gran ilusión de acompañar al Señor en su paseo por el Colegio. Muy cerca de ellas, acompañándolas, estaban las profesoras y Catequistas que las han preparado a lo largo de estos dos años.

Muy ilusionadas estaban también las alumnas de 1º de Bachillerato, que llevaron el Palio y se fueron turnando para que todas pudieran participar.

Tras salir del edificio Central, las alumnas de Primaria, hacían pasillo, hasta la puerta de su edificio donde estaba el primer altar y en el que se rezó una estación.

Emocionaba ver a los alumnos de infantil, especialmente a los de dos años, lanzar los pétalos de flores al paso de la Custodia y que callados estaban cuando en el altar de su edificio se rezó la segunda estación.

La subida hasta el Edificio Tecnológico, estaba adornada por geranios y estandarte con distintas Vírgenes, que habían hecho las alumnas de Ciclos Formativos. En este último altar, el Capellán dirigió unas palabras, a Jesús Sacramentado, agradeciendo a todas las familias y alumnas que habían colaborado, su participación. Animó a no dejar de acompañar al Señor en el Sagrario, todos los días del año y pidió que siguiéramos rezando por todas las familias, especialmente por las más necesitadas. Recordó que igualmente volviéramos a acompañar al Señor en las Procesiones que se celebrarán el día del Corpus en las distintas Parroquias.

Con esta procesión, que según nos dijeron, se oían los cánticos desde Móstoles, todo el Colegio ha querido mostrar su cariño a Jesús Sacramentado.