¡Gracias a todos!

Desde el Colegio queremos agradeceros a todos vuestra participación y asistencia a la Beatificación del pasado 27 de septiembre en Valdebebas. ¡Gracias a todos!

[fancygallery id=”1″ album=”58″]

Don Álvaro del Portillo, sucesor del patrón del Colegio, será beatificado en Madrid el 27 de septiembre

Álvaro del PortilloFuenllana se felicita y alegra por el anuncio de la Beatificación de D. Álvaro del Portillo el 27 de Septiembre en Madrid. D. Álvaro fue el Primer Sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei, desde 1975 hasta su muerte en 1994.

Desde la Dirección del Colegio queremos hacer partícipes de nuestra alegría a todas las familias y amigos.

Don Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría, pronto será beatificado

Es para Fuenllana, una gran alegría, hacernos eco de la noticia que la Santa Sede difundió el pasado 5 de Julio.

El Papa Francisco firmó los Decretos que reconocen un milagro obtenido por la intercesión de Juan Pablo II y otro atribuido a la del Venerable Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría al frente del Opus Dei. 

Estas son las declaraciones que el actual Prelado del Opus Dei Monseñor Javier Echevarría realizó con este motivo:

Mons. Javier Echevarría: “una feliz coincidencia”

Para Mons. Javier Echevarría, prelado del Opus Dei, estas noticias son “motivos de honda alegría, y una feliz coincidencia”. “Juan Pablo II –ha dicho el Prelado– se gastó con incansable generosidad en servicio de la humanidad. Nos acercó a Dios con su rico Magisterio: de palabra, por escrito, con imágenes y con tantos gestos cargados de significado. Toda su vida se apoyaba en una unidad íntima con Jesucristo: bastaba ver cómo rezaba para comprender la fecundidad de su ministerio”

Juan Pablo II y Juan XXIII “fueron verdaderamente padres cercanos a todos los fieles, a la Iglesia y concretamente, puedo afirmar, a esta parte de la Iglesia que es la Prelatura del Opus Dei. Pienso que, con ellos, millones de personas se han sentido ‘hijos predilectos’ del Papa”.

El Prelado del Opus Dei ha recordado a Mons. Álvaro del Portillo, como “un gran apoyo para san Josemaría y un fidelísimo colaborador de Juan Pablo II”. Y ha añadido: “acudo ahora a la intercesión de este siervo bueno y fiel, y le pido que nos ‘contagie’ su lealtad a Dios, a la Iglesia, al Papa, a san Josemaría, a los amigos; que nos consiga su sensibilidad social, que se manifestó en el impulso de numerosas iniciativas en todo el mundo a favor de los más necesitados; que nos obtenga su predilección por la familia y su apasionado amor al sacerdocio, así como su piedad tierna y sencilla, que tenía un marcado acento mariano”. 


EL MILAGRO ATRIBUIDO A D. Álvaro

El milagro aprobado por la Santa Sede se refiere a la curación instantánea del niño chileno José Ignacio Ureta Wilson: a los pocos días de nacer, sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva.

Sus padres rezaron con gran fe a través de la intercesión de Mons. Álvaro del Portillo y, cuando los médicos pensaban que el bebé estaba muerto, sin ningún tratamiento adicional y de modo totalmente inesperado, el corazón del recién nacido comenzó a latir de nuevo, hasta alcanzar el ritmo de 130 pulsaciones por minuto. A pesar de la gravedad del cuadro clínico, diez años después, José Ignacio desarrolla su vida con normalidad. La curación milagrosa tuvo lugar en agosto de 2003.